sábado, 25 de junio de 2011

La lucha por una “Amazonia en pie”.

Martes 24 de mayo José Cláudio Ribeiro da Silva y su mujer, Maria do Espírito Santo da Silva, defensores de la Amazonia fueron asesinados a tiros por unos sicarios en el estado amazónico brasileño el Pará. Uno de los testigos de acontecimiento fue encontrado muerto por arma de fuego unos cuatro días después.
El 27 mayo en otro estado amazónico, Rondônia, Adelino Ramos, "Dinho", cabeza del movimiento de Campesinos de la Amazonia, también moría victima de disparos. Hacía mucho que Dinho recibía amenazas desde el ámbito de las actividades extractivistas ilegales de la madera.
Victimas de las mafias de la madera, su intento de preservar el entorno amazónico ha sido truncado de forma violenta. La situación de violencia, la impunidad, hace que muchos aguanten callados, otros emigren a otros lugares, y los madereros sigan con su trabajo.
El día 24 de junio la Cámara de Diputados del Congreso brasileño ha aprobado una reforma que reduce drásticamente los niveles de protección legal de los bosques de Brasil y concede amnistía a los delitos forestales perpetrados hasta 2008. Vamos a ver en que quedará el anunciado veto a la entrada en vigor del nuevo Código Forestal de parte de Dilma Rousseff. Está claro que la lucha en defensa de la Amazonia está más de actualidad que nunca y la fuerza de quienes ven en ella exclusivamente una oportunidad de negocio a corto plazo es temible. Entretanto podemos firmar y enviar las cartas de protesta que están circulando en la red como la de www.avaaz.org/es/save_the_amazon 
Sumémonos a las voces de los hombres y mujeres que habitan la Amazonia. Pequeños agricultores, comunidades de pescadores, moradores de los núcleos urbanos, pueblos indígenas, emigrantes de otros estados brasileños, van sumando sus esfuerzos, fortaleciendo sus organizaciones sociales y ocupando mayor espacio político con sus propuestas y sus denuncias para una “Amazonia en pie”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario